piel sana

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Cuando está sano, todas sus capas trabajan muy duro para protegernos. Pero cuando no está del todo bien, la capacidad de la piel para protegernos se ve afectada. Para que esto no sea así, hemos encontrado la manera de proteger nuestra piel y así esta pueda protegernos a nosotros.

Tu piel es la ventana a la calle donde se ve todo lo que pasa en nuestro cuerpo. Desde el acné durante tu adolescencia hasta cuando no podía lucir mejor durante el embarazo. Tanto tu edad como tu salud se reflejan en tu piel.

La piel tiene muchas funciones, pocas partes de nuestro cuerpo se dedican a tantas cosas como nuestra piel. Su función más importante es ser la primera línea de defensa entre nuestros cuerpos y el mundo exterior, protegiéndonos de las bacterias, los virus y la contaminación y las sustancias químicas que encontramos en el trabajo, en casa o en la calle.

La piel regula la temperatura corporal, mantiene el equilibrio de líquidos y controla la pérdida de humedad. También actúa como barrera y amortiguador, reconoce las sensaciones de dolor para alertarnos del peligro y nos protege contra los dañinos rayos ultravioleta (UV) del sol.

Muchos factores impactan en tu piel. La genética, el envejecimiento, las hormonas y otros factores como la diabetes, son aspectos internos que afectan a la piel. Si bien es cierto que hay mucho de lo que nos pasa en nuestro interior, al menos de forma inmediata, pero la mayoría de cosas si afecta. Estamos de suerte!

Factores externos, como la exposición al sol sin protección y el lavado con demasiada frecuencia o con agua demasiado caliente, pueden dañar la piel. Una dieta poco saludable, el estrés , la falta de sueño, la falta de ejercicio, la deshidratación, fumar y los medicamentos pueden afectar la capacidad de la piel para operar como una barrera protectora realmente efectiva.

Estos son consejos médicos sobre la salud de la piel para ayudarte a eliminar las arrugas, obtener una piel radiante, suave y tersa durante todo el año.

1. Una dieta saludable

Existen productos que mantienen tu piel con el mejor aspecto y que combaten los signos del envejecimiento. Desde Dr.Bline te recomendamos la línea de cosméticos de Kuora. Su objetivo es mantener y recuperar la salud de la piel con fórmulas dermocosméticas basadas en I+D. El resultado son productos con principios activos eficaces y personalizados, avalados por dermatólogos y farmacéuticos. Todo ello les concede a sus productos unos estándares de calidad, seguridad y garantía en los resultados.

kuora cosmeticos
Kuora cosmeticos https://drbline.com/categoria-producto/kuora/

Si bien es cierto, necesitan de ayuda, por ejemplo con una dieta que actue a nivel celular.

Alimentos saludables para la piel

Aquí hay algunos alimentos que según los expertos mejoran la salud de tu piel.

  • Los mangos contienen  propiedades antioxidantes. Estos compuestos ayudan a generar colágeno en tu piel.
  • Los tomates cuenta entre sus propiedades la prevención del cáncer de piel. Un estudio reveló que el consumo diario de tomates disminuyó el desarrollo de tumores de cáncer de piel en un 50 por ciento después de la exposición a la luz UV.

Diferentes investigaciones ha demostrado que la incorporación de pasta de tomate en tus comidas ayuda a protegerte contra las quemaduras solares. Después de 10 semanas, las personas que consumieron 40 gramos de pasta de tomate por día tuvieron un 40 por ciento menos de quemaduras solares.

Se cree que el licopeno, el pigmento responsable de darle a los tomates su color rojo intenso, desempeña un papel protector en los tomates contra el daño de los rayos UV.

  • El aceite de oliva se asocia con un menor riesgo de foto envejecimiento facial, es decir, daños que se van acumulando en nuestra piel como las arrugas, manchas y decoloración, que resultan de la exposición a la luz solar a largo plazo.
  • Los flavanoles de cacao que se encuentran en el chocolate más oscuro mejoran la estructura y las propiedades de la piel. Los científicos descubrieron que los flavanoles de cacao disminuyen la aspereza y la descamación de la piel, aumentan la hidratación de la piel y ayudan a apoyar las defensas de la piel contra el daño de los rayos UV.
Los flavanoles de cacao
Los flavanoles de cacao
  • El té verde ha sido vinculado a enumerables beneficios sobre la piel. Los compuestos que se encuentran en el té verde llamados polifenoles rejuvenecen las células muertas de la piel, lo que sugiere que pueden ser útiles para curar heridas o ciertas afecciones de la piel.

Con el té verde se han conseguido resultados prometedores en el tratamiento de enfermedades de la piel como la psoriasis y la caspa. La piel seca, con escamas y roja a menudo es el resultado de la inflamación y la producción excesiva de células. El té verde puede retrasar la producción de células de la piel y eliminar la inflamación.

  • El té blanco tiene propiedades anticancerígenas y antiedad. Un estudio indica que algunos ingredientes del té blanco pueden proteger la piel de la oxidación, del estrés y del daño a las células inmunitarias.
  • Kale es una de las mejores fuentes de luteína y zeaxantina. La luteína y la zeaxantina pueden proteger contra el daño a la piel producido por la luz, especialmente de los rayos UV.
  • El omega-3 que se encuentra en el pescado azul, las nueces y las semillas de calabaza o aceites como el aceite de linaza y el aceite de maíz puede prevenir la sequedad y la descamación de la piel.
  • La soya ayuda a mejorar las arrugas de la piel, como las patas de gallo.

Dieta baja en calorías

Diferentes estudios han demostrado que reducir la ingesta de calorías ralentiza el proceso de envejecimiento celular. Este hallazgo podría resultar ser una estrategia antienvejecimiento muy efectiva.

Los científicos descubrieron que reducir el número de calorías consumidas en un 35 por ciento tenía un impacto en el envejecimiento dentro de una célula. Reducir las calorías hizo que los fabricantes de proteínas de la célula, llamados ribosomas, disminuyeran su velocidad y el proceso de envejecimiento también se desacelerara.

Esta disminución de la velocidad no solo disminuyó la producción de ribosomas, sino que también les dio tiempo para repararse a sí mismos, lo que tiene una clara consecuencia en el estado de nuestra piel.

Otras investigaciones han demostrado que la alantoína, un compuesto que se encuentra en muchas cremas faciales antiedad, imita el efecto de las dietas de restricción de calorías y aumenta la vida útil en más del 20 por ciento. El elixir de la vida podría estar escondido en el armario de tu baño!

Alcohol

Reducir su consumo de alcohol podría reducir su riesgo de desarrollar cáncer de piel. Las investigaciones descubrieron que una mayor ingesta de alcohol se asociaba con un mayor riesgo de desarrollar carcinoma de células basales y carcinoma de células escamosas cutáneas.

Los investigadores descubrieron que por cada aumento de 10 gramos en el consumo de alcohol por día, el riesgo de carcinoma de células basales aumentó en un 7 por ciento y el riesgo de carcinoma cutáneo de células escamosas aumentó en un 11 por ciento.

2. Mantener el estrés bajo control

¿Alguna vez has notado que justo antes de un evento importante, aparece una espinilla en tu cara? Bueno, los científicos han identificado algunos vínculos entre los niveles de estrés y los problemas de la piel.

Otra investigación mostró que los adolescentes que tenían altos niveles de estrés tenían un 23 por ciento más de probabilidades de tener acné severo.

Los investigadores sospechan que el estrés aumenta la cantidad de sebo, que es la sustancia grasa que bloquea los poros.

Reducir tus niveles de estrés puede llevar a una piel más clara. Si crees que el estrés está afectando tu piel, prueba técnicas de reducción de estrés como el tai chi, el yoga o la meditación.

3. Mantener la humedad en la piel.

Los humectantes para la piel mantienen la capa superior de la piel hidratada, no dejando que la humedad de la piel se escape. Los humectantes también atraen la humedad, la retienen y suavizan los espacios entre las células de la piel.

La Academia Americana de Dermatología recomienda lo siguiente para mantener la humedad y prevenir la piel seca, roja y con picazón:

  • Tomar una ducha o baño de 5 a 10 minutos por día. El lavado excesivo puede quitar la capa de grasa de la piel y secarla.
  • Usar agua tibia en lugar de agua caliente.
  • Minimizar el uso de jabones fuertes. Usar un limpiador suave y sin perfume.
  • Mantente alejado de los cepillos abrasivos, esponjas de baño y toallas que puedan dañar la superficie de la piel. Secar suavemente la piel con una toalla.
  • Hidratar inmediatamente después del lavado. Para atrapar la humedad, deben aplicarse pomadas, lociones y cremas a los pocos minutos de haberse secado.
  • Usar cremas en lugar de lociones para minimizar la irritación.
  • Nunca te rasques la piel. Las compresas frías y los humectantes deben ayudar a controlar el picor.
  • Usar ropa no irritante. Cuando se usa ropa de lana u otros materiales más ásperos, se debe usar seda o algodón por debajo, de tal manera, que no toque la piel directamente.
  • Usar detergente para ropa hipoalergénico.
  • Evitar acercarse demasiado a las chimeneas y otras fuentes de calor que puedan secar la piel.
  • Utilizar humidificador para el invierno para generar humedad en la capa superior de la piel.

Pónte en contacto con con nuestros médicos estéticos si estos cambios no resuelven tus problemas con la piel seca. Una vez que hayamos conocido tu caso en concreto podremos aplicarte un tratamiento hecho a la medida de tus necesidades.

4. Dejar de fumar

Fumar envejece en general la piel de todo el cuerpo, especialmente las partes más sensibles, como la piel de la cara. Fumar hace más pequeños los vasos sanguíneos que se encuentran en la capa externa de la piel, lo que reduce el flujo sanguíneo y elimina los nutrientes y el oxígeno que necesita para mantenerse saludable.

El colágeno y la elastina le dan a la piel su fuerza y ​​elasticidad. Fumar puede reducir la elasticidad natural de la piel al causar la reducción en la producción de colágeno.

Además, las expresiones repetitivas que se hacen cuando se fuma, como fruncir los labios, pueden contribuir a las arrugas en la cara.

No lo pienses más. Fumar es realmente nocivo para tu salud.

5. Consigue tu sueño de belleza

Dormir es un tratamiento de belleza fantástico, eliminará esos círculos oscuros que se forman alrededor de tus ojos y mejorarás el tono de tu piel y, lo mejor de todo, es gratis!

La Fundación Nacional del Sueño recomienda que los adultos duerman entre 7 y 9 horas todos los días. Dormir menos de esa cantidad de tiempo podría ser perjudicial para tu salud, y para tu piel en particular.

Es conocido que la falta crónica de sueño está relacionada con la obesidad, la inmunodeficiencia, la diabetes y el cáncer. Diferentes investigaciones han demostrado que la calidad del sueño también puede tener un impacto significativo en la piel y en su envejecimiento.

Las personas clasificadas como personas que duermen mal han aumentado los signos de envejecimiento prematuro de la piel y una menor capacidad para que su piel se repare por la noche debido a factores ambientales estresantes, como la exposición al sol.

Durante el sueño profundo, tu cuerpo entra en modo de reparación y regenera las células de la piel, los músculos, la sangre y el cerebro. Sin un sueño adecuado, tu cuerpo no puede producir nuevo colágeno. El colágeno evita que la piel pierda volumen.

Intenta ir a dormir temprano y duerme al menos durante 7 horas. Tu piel te lo va a agradecer.

Sigue estos sencillos pasos, y haz que tu piel brille llena de salud y juventud!



Comments are closed.