Saltar al contenido

Tipos de ojeras y cómo eliminarlas

    Tipos de ojeras y cómo eliminarlas

    Las ojeras han sido siempre un motivo de preocupación estético, hacen que nuestro rostro se vea triste y cansado. Aunque tenerlas no implique ningún problema de salud, lo cierto es que pueden estar indicándonos la necesidad de hacer cambios en nuestros hábitos de vida, como mejorar la dieta o el descanso.

    Existen múltiples tipos de ojeras. Suelen estar causadas por aspectos diferentes y deshacerse de ellas en ocasiones no resulta tan fácil como mejorar nuestro estilo de vida. Por eso, esta semana en Dr.Bline te explicamos qué tipos de ojeras existen, qué las causa y los mejores tratamientos para eliminar cada una.

    ¿Qué son las ojeras?

    La hipercromía idiopática del anillo orbitario es el término médico para referirnos a lo que comúnmente llamamos ojeras. Son una alteración de la coloración de la piel que se sitúa justo debajo del párpado inferior. Esto está causado porque los capilares más superficiales de la piel se dilatan y se produce un aumento excesivo de melanina.

    Las ojeras pueden tornar en un color morado, grisáceo, verdoso o incluso negro según el tipo de ojera que se presente y el tono de piel de la persona, por lo que en las pieles más blancas serán más notorias.

    Tipos de ojeras y sus causas

    Los ojos son una de las partes más importantes del rostro, los cuales aportan vitalidad y armonía. Por lo tanto, las ojeras también. Es importante conocer qué tipos de ojeras existen y sus causas para poder prevenirlas y saber qué tratamientos son los más adecuados para cada una de ellas.

    Ojeras transitorias

    Las ojeras transitorias son el tipo de ojeras más comunes entre la población y constituyen el grupo de ojeras por las que los pacientes más preguntan en la consulta. Por lo general, estas ojeras no están excesivamente marcadas y poseen una coloración azulada o violácea.

    Son causadas por la falta de sueño, el estrés y el agotamiento (tanto físico como mental). Como su propio nombre indica, son puntuales y temporales. Suelen eliminarse de manera natural mejorando el descanso, aunque también puede prevenirse su aparición y acelerar su desaparición con tratamientos medico estéticos.

    Ojeras hundidas

    Las ojeras hundidas, como su propio nombre indica, tienen forma de surcos pronunciados debajo del parpado inferior y provocan ligeras depresiones o hundimientos en la piel. Estos surcos suelen iniciarse en el canto interno del ojo y terminan en la mejilla.

    Las causas más comunes que provocan este tipo de ojeras son el envejecimiento de la piel y la pérdida de grasa. Por un lado, el paso del tiempo provoca una disminución de grasa y masa muscular de la piel. Esto hace que aparezca la flacidez y las arrugas en el contorno del ojo, lo que da al ojo un aspecto caído y cansado. Por otro lado, la pérdida de grasa no relacionada con el envejecimiento tiene los mismos efectos sobre nuestra piel.

    Al ser la pérdida de grasa y el envejecimiento sus causas, una vez aparecen este tipo de ojeras es necesario un tratamiento médico-estético para poder eliminarlas. Sin embargo, para evitar su aparición es importante llevar, tanto una buena alimentación, como un cuidado facial regular del contorno del ojo y mantener la zona bien hidratada desde la juventud.

    Ojeras flácidas (por envejecimiento)

    Las ojeras flácidas son muy similares a las ojeras hundidas. Lo que las diferencia es que, en el caso de las ojeras flácidas, estas van acompañadas de líneas de expresión, como las patas de gallo u otro tipo de arrugas.

    La causa más común que provoca este tipo de ojera es el propio envejecimiento de la piel. La pérdida de colágeno y elastina hace que la piel pierda tersura y aparezcan tanto las ojeras, como las líneas de expresión que la acompañan. Sin embargo, aunque el paso del tiempo sea la causa más común, también pueden ser provocadas por la sobrexposición solar, la gesticulación y la deshidratación.

    Al igual que el caso anterior, una vez presentamos este tipo de ojeras en nuestra piel es necesario un tratamiento estético para erradicarlas. Para retrasar su aparición lo más conveniente es mantener la zona limpia e hidratada y proteger la piel de los rayos ultravioleta con un buen protector solar.

    Ojeras vasculares (azules y moradas)

    Las ojeras vasculares son fácilmente reconocibles por su coloración azul o morada. Este tipo de ojeras son mucho más visibles en pieles claras, pues la delgadez de la piel hace más apreciable la red circulatoria superficial de la dermis.

    Son provocadas por la dilatación de los vasos sanguíneos y el adelgazamiento de la piel. En el caso de las ojeras vasculares con una tonalidad azul, se deben a una falta de fluidez en la circulación que provoca una falta de oxigenación de la sangre y, por consiguiente, que se transparenten los capilares de la zona. Por otro lado, las ojeras vasculares moradas suelen ser hereditarias.

    Este tipo de ojeras no pueden prevenirse y para eliminarlas es necesario un tratamiento de medicina estética.

    Ojeras hiperpigmentadas

    Las ojeras hiperpigmentadas se identifican fácilmente por su coloración oscura con tonos generalmente marrones o anaranjados. Son provocadas por un aumento de la melanina de la piel en la zona inferior de párpado inferior.

    Las causas que provocan este tipo de ojeras son generalmente genéticas o relacionadas con los cambios hormonales. De manera menos común, también pueden ser causadas por la dermatitis atópica o eccemas a repetición.

    Desgraciadamente, las causas que provocan la aparición de este tipo de ojeras no pueden prevenirse. Será necesario un tratamiento estético que utilice activos despigmentantes para eliminarlas.

    Bolsas en los ojos

    Las bolsas en los ojos son ojeras que van acompañadas de una leve hinchazón en su surco. La inflamación de la ojera puede deberse tanto a la retención de líquidos como al crecimiento de formaciones grasas.

    Hay múltiples causas que provocan este tipo de ojeras, siendo la más común el envejecimiento. Las estructuras y músculos que sostienen los párpados pierden tersura y se debilitan. Esto provoca que la grasa se desplace a la parte inferior del ojo dándole un aspecto abultado. El paso del tiempo también puede incrementar la propensión a acumular líquidos, lo que provoca el aspecto de ojera hinchada o inflamada.

    Tratamientos más eficaces para deshacerte de las ojeras

    Las ojeras tienen condiciones y causas muy dispares entre ellas. Por eso es necesario conocer el tipo y los motivos que las provocan para poder elegir el tratamiento más eficaz para eliminarlas. A continuación, te presentamos los tratamientos más eficaces para deshacerte de cada tipo de ojeras.

    Relleno con ácido hialurónico

    Este tratamiento es el más recomendado para corregir las ojeras hundidas, flácidas y para prevenir las ojeras transitorias.

    Los rellenos con ácido hialurónico se basan en inyectar esta sustancia en los surcos del rostro para conseguir rellenar la zona de la ojera y devolverle su volumen. El tratamiento es poco invasivo, tiene una duración de 30 minutos y se realiza de forma ambulatoria con anestesia local.

    Los resultados del relleno con ácido hialurónico son inmediatos. Se consigue igualar el pómulo con la piel de la zona inferior de los ojos de manera muy natural. La ojera desaparece y, además, obtienes un aspecto rejuvenecido y una piel más hidratada y luminosa.

    Blefaroplastia

    El objetivo de la blefaroplastia es eliminar el exceso de piel de la zona de la ojera, por lo que es el tratamiento más recomendable para eliminar las bolsas de los ojos.

    Se realiza una pequeña incisión en la conjuntiva de manera ambulatoria y con anestesia local en la misma consulta. El procedimiento no dura más de 30 minutos y consigue unos resultados inmediatos, naturales, duraderos y sin cicatrices.

    Thermage FLX

    Este tratamiento es muy recomendable a la hora de eliminar tanto las ojeras vasculares como las bolsas de los ojos.

    Thermage FLX es un sistema de radiofrecuencia, cuya finalidad es estimular el colágeno mediante la acción del calor, aplicándose en forma de disparos. Redefine el óvalo facial y tensa la piel del rostro consiguiendo deshinchar las bolsas de los ojos y aumentar la calidad de la dermis, haciendo menos visibles los capilares de la ojera vascular.

    Gracias a su sistema de vibración integrada y refrigeración el tratamiento es bastante agradable y casi indoloro para el paciente. Las sesiones tienen una duración de entre 30-90 minutos y se recomiendan repetir cada 6 meses o 1 año aproximadamente, en función de las características de cada piel y de la edad.

    Láser CO2

    Se trata de un tratamiento muy eficaz contra las ojeras vasculares y las ojeras flácidas.

    El tratamiento de rejuvenecimiento facial con Láser CO2 es una tecnología avanzada muy eficaz para eliminar las arrugas, retrasar el envejecimiento y mejorar la calidad de la textura de la piel.

    El procedimiento se lleva a cabo mediante un micro haz de luz, que penetra profundamente en la piel provocando que se vaporizan, sin quemarse, los tejidos con gran precisión.

    De esta manera se activan los fibroblastos, que se defienden de este “ataque” produciendo colágeno y combatiendo las ojeras flácidas. Por otro lado, el CO2 estimula la circulación sanguínea de la zona de manera inmediata, aportando nutrientes a la zona y eliminando las ojeras vasculares.

    El láser CO2 es un proceso ambulatorio que se lleva a cabo en la misma consulta con anestesia tópica y tiene una duración de 15 minutos. Los resultados son visibles tras la primera sesión y permanentes. Los cambios definitivos se comienzan a percibir a la semana del tratamiento y esta mejoría se ve mejorada en los siguientes 6 meses.

    Mesoterapia

    La mesoterapia facial es un tratamiento de rejuvenecimiento facial que consiste en introducir nutrientes a través la capa superficial de la piel. Se inyectan distintas sustancias como vitaminas, ácido hialurónico, aminoácidos o péptidos. Esto favorece la circulación sanguínea de la piel ayudando a eliminar los capilares visibles producto de las ojeras vasculares.

    Para el procedimiento se utiliza una crema anestésica para ser prácticamente indoloro para el paciente y las infiltraciones se llevan a cabo con agujas muy finas, siendo un tratamiento mínimamente invasivo.

    Los resultados de la mesoterapia facial son muy efectivos y visibles tras la primera sesión. Consigue un aspecto rejuvenecido, una piel tersa, aporta luminosidad al rostro y elimina las imperfecciones.

    Carboxiterapia

    El tratamiento de carboxiterapia es el más recomendado para neutralizar las ojeras hiperpigmentadas y las bolsas en los ojos u ojeras hinchadas.

    Esta técnica consiste en inyectar dióxido de carbono en la zona de las ojeras para corregir la hinchazón y las zonas oscuras. El CO2 estimula la circulación sanguínea de la zona de manera inmediata. De esta manera los nutrientes llegan con más facilidad al área de la ojera y se consigue reducir la inflamación y despigmentar la ojera a tonos más claros.

    Si deseas más información sobre cómo eliminar las ojerasponte en contacto con nosotros. Nos encargaremos de valorar tu caso y de ayudarte a elegir el tratamiento más adecuado a tus necesidades.

    En el Centro Médico Estético Dr.Bline en Madrid contamos con la aparatología más moderna para que todos nuestros servicios se realicen de la forma más eficaz posible.

    WhatsApp WhatsApp