Saltar al contenido

Masculinización facial con ácido hialurónico

    Masculinización facial con ácido hialurónico

    El porcentaje de hombres que acuden a las consultas de medicina estética es cada vez mayor, y no es de extrañar… ¿A quién no le preocupa su aspecto? Aunque los tratamientos corporales y antiedad son los más demandados por las mujeres, los hombres demandan en su mayoría tratamientos orientados a la masculinización facial.

    Esta semana en Dr.Bline te contamos todo lo que necesitas saber a cerca de una de las técnicas revolucionarias para conseguir un rostro más masculino: las infiltraciones con ácido hialurónico.

    ¿Qué es la masculinización facial?

    El rostro masculino ideal se ha canonizado desde los tiempos de la Antigua Grecia como aquel con rasgos definidos y marcados. La masculinización facial son todos aquellos tratamientos estéticos no quirúrgicos que ayudan a los hombres a marcar sus facciones. Los rasgos marcados que se identifican con lo varonil son los siguientes:

    • Zona nasal: la nariz canónica de los hombres debe tener un contorno poco destacado, sin giba y el arco ser recto y ancho.
    • Zona mandibular: la mandíbula debe tener un arco de 90 grados y estar bastante marcada tanto desde el frente como desde el perfil.
    • Zona del mentón: el mentón debe tener una forma cuadrada y tener algo de proyección.
    • Zona bucal: los labios carnosos están asociados a la feminidad, por lo que unos labios finos darán un aspecto más masculino al rostro.
    • Zona de las cejas: las cejas deben ser rectas, anchas y pobladas.

    Cómo conseguir un rostro más masculino con ácido hialurónico

    Existen diferentes tratamientos con ácido hialurónico para potenciar la masculinidad de un rostro. Antes de elegir qué zona tratar se debe tener en cuenta las particularidades individuales de los pacientes.

    En primer lugar, las estructuras faciales de los hombres pasan por un proceso de envejecimiento característico en el que el rostro se ensancha y pierde proyección.

    En segundo lugar, la grasa facial disminuye y se propician las arrugas y que se diluyan los ángulos faciales, haciéndolos menos marcados.

    Para conseguir un rostro más masculino se pueden aplicar los siguientes tratamientos con ácido hialurónico según la zona a tratar.

    Rinomodelaciones

    La rinomodelación, al contrario que la famosa rinoplastia, es un tratamiento no quirúrgico que tiene como objetivo remodelar y mejorar el perfil de la nariz. En el caso de los hombres, este tratamiento ayuda a conseguir un arco recto y ancho, consiguiendo de esta manera un perfil más acentuado.

    La rinomodelación ayuda principalmente a eliminar la curvatura del puente nasal, pero también puede mejorar irregularidades en el caballete y la punta nasal, perfilar la punta, corregir asimetrías y desviaciones y modificar el ángulo nasolabial.

    Este tratamiento estético consiste en hacer micro-incisiones con ácido hialurónico, de alta intensidad en el caso de los varones, tanto en el puente nasal como en la punta de la nariz, según el objetivo que el paciente pretenda conseguir.

    La intervención es poco invasiva, indolora y se lleva a cabo en la misma consulta de medicina estética. La sesión no es superior a 30 minutos y los resultados son muy naturales, inmediatamente visibles y con una duración de entre 12 y 16 meses.

    Definición de la mandíbula

    La angulación de la mandíbula es uno de los rasgos que más pueden resaltar la masculinidad en el rostro de un hombre. Existe un tipo de mandíbula que está considerada poco masculina: la mandíbula corta o retrognatia. En estos casos la mandíbula se encuentra retraída en relación con el hueso maxilar, lo que provoca una falta de armonía y poca definición de la línea y el ángulo mandibular.

    El tratamiento de definición de mandíbula con infiltraciones de ácido hialurónico permite corregir la apariencia hundida del mentón y la línea de la mandíbula. Además, las propiedades hidratantes de esta sustancia también mejorarán las líneas finas, las arrugas y los pliegues de la parte inferior del rostro. Consiguiendo así un aspecto más masculino y también un rostro más luminoso, hidratado y rejuvenecido.

    Los resultados de este tratamiento son inmediatos, tras la primera sesión verás mejorado tu contorno facial y los ángulos de tus facciones. Es una intervención poco invasiva e indolora que no dura más de 20 minutos y se realiza en la misma consulta de medicina estética.

    Relleno de mentón

    Tener un mentón corto o asimétrico provoca un desequilibrio en el rostro y elimina la profundidad del cuello. El relleno de mentón puede darle a tu rostro un aspecto más masculino dándole una forma cuadrada y proyección.

    El relleno de mentón con sustancias como el ácido hialurónico es una alternativa eficaz a la mentoplastia, proceso quirúrgico mucho más complejo para añadir prominencia a la barbilla. Para este tratamiento, se aplican microinyecciones de ácido hialurónico en la barbilla para conseguir dotar al mentor de un mayor volumen.

    Los resultados del tratamiento se prolongan hasta los 18 meses y son visibles tras la primera sesión. Se consigue un contorno facial más definido y natural desde el primer momento. Es un tratamiento estético que se realiza en la misma consulta y tiene un tiempo aproximado de 20 minutos, según las necesidades de infiltración que presente el paciente.

    Aumento de labios

    El aumento de labios es uno de los tratamientos más demandados en las clínicas de medicina estética, tanto por mujeres como por hombres. Es una técnica muy sencilla que aporta naturalidad y sensualidad al labio.

    En el caso de los hombres, no se busca obtener unos labios carnosos, si no corregir desigualdades entre las partes superior e inferior para aportar armonía y simetría al rostro. 

    El relleno de labios con ácido hialurónico es una técnica mínimamente invasiva en la que el especialista en medicina estética inyecta la sustancia de relleno en las capas más superficiales del labio. De esta manera se consigue paliar las desigualdades, perfilar los labios y conseguir un aspecto simétrico y armonioso.

    El procedimiento tiene una duración no superior a 20 minutos, se lleva a cabo en la misma consulta y es indoloro. Los resultados del tratamiento tienen una duración de 12 meses, son visibles tras la primera sesión y se obtiene un aspecto más masculino y joven.

    Si deseas más información sobre los tratamientos con ácido hialurónico para potenciar tu masculinidad, ponte en contacto con nosotros.

    En el Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid contamos con la aparatología más moderna para que todos nuestros tratamientos faciales se realicen de la forma más eficaz posible.

    WhatsApp WhatsApp