Tratamientos faciales de Remodelación del Óvalo sin cirugía

    Tratamientos faciales de Remodelación del Óvalo sin cirugía

    Con el paso de los años se puede producir un descolgamiento facial que envejece considerablemente el rostro. Sin embargo, existen numerosos tratamientos faciales, que no precisan de cirugía, para conseguir una remodelación del óvalo y devolver la juventud luminosidad y tersura a la piel de la cara.

    Tratamientos para la remodelación del óvalo facial

    Para lograr una remodelación del óvalo facial se aplican técnicas no invasivas mediante las que se infiltran en el rostro sustancias biocompatibles con el organismo, compuestas por elementos biodegradables y naturales: ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas o hilos de polidioxanona. No es necesaria la anestesia y no hay apenas molestias.

    Descubre más sobre estos tratamientos faciales y antiedad, a continuación.

    Plasma Rico en Plaquetas

    El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) consiste en un concentrado de plaquetas que cuenta con proteínas bioactivas para favorecer la reparación y la regeneración celular del ácido hialurónico, el colágeno y la elastina perdida con los años.

    Es un procedimiento muy seguro. Tras una valoración previa, se realiza una pequeña extracción de sangre al paciente. Posteriormente, se centrifuga y una vez separados los distintos componentes, se utiliza la parte del plasma donde se depositan las plaquetas. Por último, se inyecta en el tejido que se desea regenerar, mediante microinyecciones.

    La principal ventaja del PRP es que como es una sustancia natural (se inyecta el propio plasma del paciente), se evita el riesgo de rechazo y las posibles reacciones alérgicas, dermatitis o infecciones. Como única complicación se puede producir un pequeño hematoma, que se resolverá en unos días.

    Son necesarias entre 3 y 5 sesiones, de 30 minutos cada una, para conseguir unos resultados óptimos, que serán visibles a los pocos días y de forma duradera. Tras el tratamiento te podrás reincorporar sin problema a tu rutina diaria.

    Hilos tensores PDO

    El tratamiento facial con hilos tensores es ideal para aquellas personas que presentan flacidez cutánea de la piel de rostro y cuello. Se utiliza mucho en la medicina estética

    Los hilos tensores forman parte de las técnicas de rejuvenecimiento facial. Esta técnica en concreto consiste en la inserción en la dermis de unos hilos muy finos, compuestos por polidioxanona (PDO), un material biológico reabsorbible, que permiten elevar los tejidos y tensarlos, produciendo un efecto lifting facial.

    Además, estos hilos tienen una función regenerativa, ya que favorecen la producción natural del colágeno.

    La inserción de los hilos se realiza en la consulta y tiene una duración aproximada de 30 minutos. Comenzarán a actuar inmediatamente, aunque hasta la tercera semana los efectos reales no serán visibles.

    El efecto completo se podrá percibir a los 2 o 3 meses de la inserción.

    El material será reabsorbido por el organismo a los 6-8 meses y sus efectos se prolongarán hasta un año y medio después, una vez que desaparezcan los hilos.

    Los hilos tensores de PDO es una técnica segura, rápida y nada invasiva. No deja cicatrices ni marcas en el rostro y sus resultados son muy naturales.

    Rellenos faciales

    El tratamiento con los rellenos faciales se utiliza para recuperar el volumen perdido en algunas zonas del rostro y así remodelarlas, atenuando las arrugas y reduciendo la flacidez.

    Consiste en pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico en zonas como, por ejemplo: rostro, labios, pómulos, cuello y escote, La finalidad es corregir las arrugas faciales, peribucales, surcos nasogenianos o las líneas de marioneta.

    Este procedimiento es rápido y sencillo, perfecto si quieres lograr resultados naturales y personalizados según tus necesidades y rasgos faciales.

    Por otra parte, los rellenos faciales también pueden ser un tratamiento preventivo contra el envejecimiento, ya que hidratan la piel y recuperan su elasticidad, reactivando las células del tejido conjuntivo y produciendo más colágeno.

    Mesoterapia facial

    La mesoterapia es un tratamiento de rejuvenecimiento facial que consiste en introducir nutrientes, a través la capa superficial de la piel, inyectando vitaminas, ácido hialurónico, aminoácidos o péptidos para favorecer la circulación sanguínea de la piel. Se realiza aplicando crema anestésica.

    De esta forma, se nutre, hidrata y rejuvenece el cutis del rostro y cuello, estimulando la producción de colágeno, y, además, se previene el envejecimiento.

    La mesoterapia facial ofrece muy buenos resultados en cara, cuello, escote y manos.

    Las sesiones necesarias dependerán de cada tipo de piel, pero lo habitual es de 3 a 6 sesiones. Los resultados son muy efectivos y son visibles desde la primera sesión.

    Es un tratamiento clásico en la Medicina Estética y sirve como complemento de otros tratamientos.

    HIFU

    Las ondas HIFU o ultrasonidos localizados de alta frecuencia es una técnica no invasiva que protege las capas superficiales de la piel y que tampoco necesita ningún período de recuperación.

    Dependiendo de la profundidad a la que actúe el HIFU, se conseguirá destruir células grasas o tensar la piel, lo cual favorecerá la eliminación de la flacidez, en zonas como rostro o cuello.

    Los resultados obtenidos perduran durante un largo tiempo, por lo que el HIFU es una buena opción si se desea reducir la grasa facial, sin tener que realizarte un lifting quirúrgico.

    Este verano luce un rostro joven y radiante con nuestros tratamientos de rejuvenecimiento facial. Solicita una cita sin compromiso.

    En el Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid contamos con la aparatología más moderna para que todos nuestros servicios se realicen de la forma más eficaz posible. ¡Ven a visitarnos!