Diagnóstico facial Bline

En Dr.Bline siempre intentamos ofreceros lo último en tratamientos de belleza y, por eso, en el post de esta semana os queríamos hablar de un equipo de medición profesional con el que contamos en nuestro centro para realizar diagnósticos faciales precisos.

Su principal finalidad es poder entender el estado de la piel en profundidad para determinar vuestras necesidades específicas y así mejorar la calidad y salud del cutis.

¿En qué consiste un diagnóstico facial?

La piel de cada persona es única y requiere cuidados diferentes. Por este motivo, realizar un diagnóstico facial es fundamental para conocer las particularidades de cada piel y los problemas y necesidades concretas que pueda presentar.

Gracias a un minucioso estudio con una máquina equipada con un eficiente sistema de análisis dermatológico, combinado con el conocimiento de nuestros especialistas, podemos determinar con total precisión la problemática cutánea y definir el tratamiento más indicado para cada caso, garantizando así su efectividad y logrando los mejores resultados.

Por tanto, un diagnóstico facial es una analítica profesional de la piel realizada a partir de tecnología médica de última generación, con la que se analiza de forma automática la dermis y la epidermis, desde la superficie hasta las capas más profundas.

Este novedoso sistema logra descubrir afecciones indetectables en diversas zonas de la cara (barbilla, pómulos, frente, etc.), como, por ejemplo, el estado interno de cada una de las capas dérmicas, a través de un simple diagnóstico visual.

Diagnóstico facial en Dr.Bline

¿Qué se analiza de la piel?

Durante un diagnóstico facial se analizan los siguientes parámetros:

• Hidratación: permite conocer el grado de hidratación de la epidermis. Cuanto más hidratada esté la piel, más capacidad tendrá de conducir electrones.

Melanina: mide el nivel de melanina de la piel para analizar las capas más profundas y visualizar los componentes responsables de su pigmentación.

Uniformidad y poros: una microcámara iluminará la piel de forma homogénea para diagnosticar sus características.

Arrugas: se evalúa el grado de envejecimiento de la piel con la detección de las arrugas.

Grasa/sebo: determina la cantidad de grasa superficial de la piel, basándose en el tamaño de las glándulas sebáceas y el nivel de adiposidad de cada una.

Elasticidad: posibilita el conocimiento de la elasticidad real de la piel y su evaluación en función de la edad de la persona, aplicando unas ondas sonoras que provocan determinadas microondulaciones en la piel. Si la piel está bien hidratada, las ondas se transmiten con mayor facilidad y rapidez.

Cómo se realiza un diagnóstico facial

La tecnología de nuestro equipo utiliza un escáner facial que realiza tres tipos de imágenes diferentes para detectar distintas alteraciones que afectan a la piel:

  • De alta definición: este tipo de imágenes pueden revelar el estado de los poros de la piel: si están dilatados, presentan impurezas, si hay secreción sebácea, etc. Además, también se pueden detectar tanto arrugas superficiales como profundas.
  • Con luz ultravioleta: su acción permite visualizar las ojeras, las manchas más profundas para diagnosticarlas a tiempo y evitar que salgan a la superficie. Asimismo, con esta luz se puede comprobar si existen lesiones de acné.
  • Con luz polarizada: con ella se puede averiguar el espesor de la piel y su sensibilidad.

Tratamientos faciales personalizados

Tras el diagnóstico facial nuestros expertos en cuidados de la piel te recomendarán el tratamiento que mejor se adapta a tus necesidades. Entre las técnicas más habituales para el rostro destacan:

Punta de diamante

Este tratamiento no invasivo, también conocido como microdermoabrasión, consiste en un micropeeling para exfoliar la piel. Disminuye las arrugas y las marcas de acné.

Mesoterapia facial

La mesoterapia es un tratamiento de rejuvenecimiento facial que consiste en introducir nutrientes a través la capa superficial de la piel, inyectando vitaminas, ácido hialurónico, aminoácidos o péptidos para favorecer la circulación sanguínea de la piel.

Es un procedimiento muy simple, seguro y mínimamente invasivo, ideal para cualquier edad, con la finalidad de prevenir el envejecimiento o nutrir, hidratar y rejuvenecer el cutis del rostro y cuello, estimulando la producción de colágeno.

Luz Pulsada (IPL)

Esta técnica utiliza la energía de la luz para actuar en las capas más profundas y mejorar de forma gradual la tonalidad y textura de la piel. Es ideal contra el acné, la rosácea y las manchas del rostro.

Higiene facial

Si quieres lucir un rostro libre de impurezas, debes completar tu limpieza diaria en casa con una limpieza facial profesional para eliminar todas las células muertas y poros obstruidos.

Carboxiterapia facial

Este tratamiento está especialmente indicado para eliminar marcas de cansancio, arrugas y ojeras, consiguiendo estimular la circulación del rostro. Los resultados son rápidos y visibles en poco tiempo.

Ven al Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid. Disponemos de los mejores tratamientos facialescorporales y antiedad personalizados. 

Solicita una cita para que nuestro equipo de profesionales en medicina estética te asesore acerca del tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades. ¡Te esperamos!

Comments are closed.