Consejos para aliviar las piernas cansadas

El confinamiento de casi dos meses que hemos sufrido debido al coronavirus ha provocado en nuestras piernas retención de líquidos, hinchazón, dolor o pesadez, al no poder salir de casa durante tanto tiempo. A pesar de no suponer un problema importante para nuestra salud, si los síntomas de piernas cansadas no se tratan de inmediato pueden derivar en arañas vasculares y varices.

Por eso, en el post de esta semana queremos darte algunos consejos para aliviar las piernas cansadas. ¡Sigue leyendo! 😉

Trucos para combatir la pesadez de piernas

Cuando hablamos de ‘piernas cansadas’ nos referimos a un síndrome que produce incapacidad para hacer retornar eficazmente los líquidos, células y componentes que forman la sangre de vuelta al corazón. Esta insuficiencia venosa puede agravarse en verano debido al calor. Así que, toma nota de los siguientes consejos para reducir los síntomas:

No pases mucho tiempo de pie o sentad@

Lo primero que debes hacer para evitar la pesadez de piernas es vigilar tu postura. No debes quedarte de pie ni tampoco permanecer sentad@ durante demasiado tiempo, algo que con el teletrabajo sabemos que es complicado… Acostúmbrate a estirar las piernas cada hora, evitar cruzarlas y utilizar un reposapiés.

En caso de que pases muchas horas de pie en tu trabajo intenta alternar el peso del cuerpo de una pierna a otra o doblar un poco las rodillas. También puede ser una buena idea llevar medias de compresión.

Eleva tus piernas

Cuando acabes la jornada, si sientes tus piernas cansadas, túmbate y elévalas por encima del corazón. Puede ayudarte colocar un cojín a la altura de los tobillos. De esta forma favorecerás la circulación de retorno de la sangre en las extremidades inferiores a tu corazón.

Sigue una buena alimentación

Llevar una dieta variada y equilibrada en la que estén presentes todos los grupos de alimentos es fundamental. Evita en la medida de lo posible la sal, los alimentos ultraprocesados, los fritos y las grasas saturadas (carne roja o mantequilla).

Llena tu despensa con flavonoides, compuestos presentes en los vegetales con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, como los que se encuentran en las alcachofas, piña, arándanos, granada y frutos rojos.

Hidrátate bien

Bebe al menos dos litros de agua cada día para hidratar tu cuerpo. Además, no olvides tomar frutas, verduras y caldos, que también son ideales para hidratarte.

Por otra parte, si tomas café te aconsejamos sustituirlo por una infusión para favorecer la circulación sanguínea y desinflamar.

Ejercicio diario

Además de los beneficios clásicos del deporte en la salud, la actividad física también aporta beneficios para evitar la hinchazón y el cansancio de piernas. Nadar o hacer bicicleta sin resistencia son ejercicios que favorecen la circulación, al contrario que los ejercicios con pesas en las piernas, los cuales deberías evitar si sufres de piernas cansadas.

Cuidado con la ropa ajustada

Las prendas tienen un papel importante en la pesadez de piernas. La ropa muy ajustada dificulta el retorno venoso de las piernas al corazón. Por tanto, elige ropa suelta, evitando pantalones estrechos, fajas o cinturones demasiado estrechos.

Por otra parte, también es recomendable utilizar un calzado cómodo y no abusar de los zapatos de tacón alto, ya que llevarlos durante mucho tiempo puede producir molestias en los pies y en algunas zonas de las piernas, como los gemelos.

Baños con agua fría y masajes

Después de la ducha es aconsejable echar un poco de agua fría en las pantorrillas para disminuir la sensación de pesadez en las piernas.

También puedes aprovechar para darte un masaje, mientras estás viendo, por ejemplo, una película. Este masaje debe ser en sentido ascendente, empezando por los pies y terminando en los muslos. Si lo acompañas con una crema específica para piernas (que contenga bioflavonoides), aliviarás e hidratarás al mismo tiempo.

Tratamientos médicos

Asimismo, puedes recurrir a la medicina estética para cuidar tus piernas. Existen tres tratamientos médicos muy eficaces para ello:

Drenaje linfático manual:

Con este drenaje disminuye la hinchazón las piernas y mejora la sensación de cansancio, pesadez y dolor. Elimina el exceso de líquido y activa la circulación. Al finalizar la sesión se suele aplicar presoterapia.

Presoterapia:

Es una terapia basada en la realización de presiones y descompresiones, ideal para la retención de líquidos, problemas de retorno venoso y celulitis.

Esta técnica consigue un drenaje linfático, a través del cual se eliminan toxinas, grasas acumuladas y hace frente a la celulitis, evitando la retención de líquidos.

Masaje circulatorio:

Este tratamiento activa el riego sanguíneo y linfático, favoreciendo el intercambio celular. Al movilizar los líquidos corporales, se consigue que los nutrientes lleguen mejor a las células y que las toxinas circulantes alcancen los órganos y ganglios encargados de eliminarlas.

En el Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid disponemos de los mejores tratamientos facialescorporales y antiedad personalizados. 

Solicita una cita para que nuestro equipo de profesionales en medicina estética te asesore acerca del tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades. ¡Te esperamos!

Comments are closed.