Con la situación actual del coronavirus sabemos que debemos lavarnos las manos con frecuencia. Sin embargo, algunos de nosotros comenzamos a notarlas más secas debido al uso de los geles hidroalcohólicos, pero no le damos la importancia que se merece a este tema, ya que las manos siempre han sido las grandes olvidadas de los cuidados diarios. Así que, esta semana hemos decidido contarte cómo cuidar tus manos para mantenerlas bien hidratadas. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué debemos cuidar nuestras manos?

Las manos son un fiel reflejo de nuestra edad y del estilo de vida que llevamos. Es una de las zonas de nuestro cuerpo donde más se percibe el paso de los años.

Por una parte, las manos, además de estar siempre a la vista, están más expuestas al frío, al calor o al contacto con sustancias o productos químicos. Por otra parte, su piel es mucho más fina y frágil.

Por tanto, mantener una buena higiene de las manos es fundamental para evitar el contagio y la transmisión de virus, pero también es importante cuidarlas adecuadamente para no tener problemas en la piel y lucir unas manos jóvenes suaves y sin manchas.

Problemas de un lavado excesivo de manos

En estos momentos todos estamos extremando las medidas de higiene. Ahora bien, el uso repetido de jabones y desinfectantes para manos puede hacer que la piel se seque y se agriete, sobre todo en aquellas personas que tienen la piel particularmente seca o con afecciones como eccema o psoriasis.

El agua y el jabón en exceso pueden eliminar el manto lipídico de la piel y, además:

  • Causar cambios en la grasa de la piel.
  • Dañar las proteínas de la capa superior de nuestra epidermis, lo cual puede incrementar el riesgo de infección.
  • Producir eccema irritativo, una reacción inflamatoria de la piel que se caracteriza por descamación y picor.
  • Aparición de rojeces, pequeños cortes o sensación de picazón.

Cómo cuidarlas de forma adecuada

Para evitar los problemas anteriormente mencionados debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones que nos da la Sociedad Española de Dermatología y Venerología (AEDV) para cuidar nuestras manos y reducir la propagación del Covid-19:

  • Usar jabones no irritantes: utiliza jabones naturales (que no estén perfumados) para evitar la irritación, es decir, aquellos que respeten el pH de nuestra piel. Además, es conveniente lavarse las manos a una temperatura media, con agua fría o tibia, puesto que el agua caliente causa deshidratación.
  • Secar bien las manos después de cada lavado: el secado también es importante, ya que la humedad es uno de los peores enemigos de las manos. Debe hacerse con cuidado y de forma suave, hasta secarlas por completo. Es recomendable hacerlo con una toalla personal o papel de desechable para no tener que compartir toalla, ya que los gérmenes se transfieren más fácilmente con las manos mojadas.
  • Usar guantes cuando limpiamos: otra forma de cuidar las manos es usar guantes (preferiblemente de goma) al lavar o desinfectar la casa porque limitan la exposición a productos agresivos. De esta forma sencilla evitarás que el detergente reseque tu piel.
  • Mantener bien hidratadas las manos: las cremas hidratantes especiales para manos ayudan a reparar la piel externa dañada y bloquean la humedad en el interior. Pueden aplicarse repetidamente durante todo el día, a poder ser entre 3 o 4 veces y un mínimo de 2, una por la mañana y otra antes de ir a dormir, extendiéndola bien por toda la piel con un suave masaje, incluyendo los dedos, para activar la circulación de la zona.
  • Utilizar protección solar en las manos: para prevenir el envejecimiento prematuro y las manchas que causan la continua exposición al sol, no solamente durante el verano, sino también durante el resto del año.
  • No es necesario combinar el lavado de manos con agua y jabón, con gel desinfectante. Hacerlo con uno de los dos sería suficiente. Los desinfectantes a base de alcohol son una buena opción cuando no disponemos de agua y jabón.

Asimismo, también es aconsejable realizar la manicura con regularidad, para cuidar tanto manos como uñas, y conseguir una piel suave.

Respecto al uso de guantes para no tener que lavarnos tanto las manos cuando salimos de casa puede ser interesante, si llevamos un bote pequeño de gel hidroalcohólico para aplicarlo sobre ellos, después de tocar cualquier objeto y, de esta forma, evitar echarlo sobre las manos. No obstante, debemos tener cuidado con los guantes porque nos pueden crear una falsa sensación de seguridad, si no los desinfectamos correctamente y nos tocamos la cara podemos contraer el virus.

En el Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid disponemos de los mejores tratamientos facialescorporales y antiedad personalizados. 

Solicita una cita para que nuestro equipo de profesionales en medicina estética te asesore acerca del tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades. ¡Te esperamos!

Comments are closed.