tratamiento reductor corporal

Las áreas de grasas no deseadas, resistentes a la dieta y al ejercicio son una preocupación común para muchos de nuestros pacientes. Ya sea en forma de acumulación de grasa en el estómago, por ejemplo después del embarazo, áreas de grasa alrededor de los muslos, o a lo largo de los costados y la espalda. La grasa localizada puede ser difícil de eliminar.

¿Hemos cogido peso después de las Navidades?

Perder peso puede ser difícil, ya que la genética, la edad, la dieta y la pérdida de movilidad son factores de riesgo para la acumulación de grasa. Pero no nos olvidemos que después de las fiestas de Navidad, por una dieta no adecuada solemos acumular unos quilitos de más. ¿Qué podemos hacer?

Con demasiada frecuencia, las personas buscan opciones alternativas como la liposucción para ayudar a eliminar ese exceso de grasa no deseada. 

Siempre hay que buscar opciones que substituyan a la liposucción. Hay alternativas a la cirugía. Los tratamientos no invasivos utilizan técnicas de manipulación térmica y moléculas que atacan la grasa para eliminarla y mejorar el contorno corporal.


tratamiento reductor corporal


Reducir las bolsas de grasa sin cirugía

Gracias a las nuevas tecnologías, ahora es posible reducir las bolsas de grasa persistentes y mejorar los contornos del cuerpo sin cirugía, cicatrices o tiempo de inactividad.

La reducción de grasa sin tratamiento quirúrgico incluye tratamientos mínimamente invasivos que descomponen selectivamente las células de grasa en áreas específicas para reducir el tamaño de las bolsas de grasa subcutáneas (depósitos de grasa que se encuentran debajo de la piel, pero por encima del músculo). 

Los tratamientos no quirúrgicos para el cuerpo incluyen mucho más que la reducción de grasa. Hoy en día, tiene opciones para suavizar la celulitis , tensar la piel ,  rejuvenecer los tejidos vaginales y eliminar el vello no deseado.

reductor corporal intensivo

Perder peso sin cirugía: intralipoteria

Tratamiento lipolítico es el nombre del producto que se inyecta con microcánulas directamente dentro del tejido graso. Basta un único pinchazo por zona para repartir el producto de forma homogénea. Es una solución microgelatinosa basada en un sistema de liberación controlado con cantidades extremadamente pequeñas de detergentes químicamente modificados.

La solución es acuosa, biocompatible y reabsorbible, que destruye para siempre las células de tejido adiposo de forma controlada, licuándolas para que se eliminen de forma natural a través del sistema linfático. Es un tratamiento ambulatorio que no necesita anestesia, el paciente se reincorpora inmediatamente a su vida normal.

El tratamiento lipolítico se tolera muy bien. Tras el tratamiento, en la zona tratada puede aparecer algún hematoma, que desaparecen con el paso de pocos días y representan una reacción normal del tejido adiposo a la acción adipocitolítica del procedimiento.

Dermapen para que tu piel parezca más joven

Ayuda a rejuvenecer la piel, restaurando el colágeno y la elastina a través de un proceso de curación natural.

El tratamiento con Dermapen que puede llevarse a cabo por los esteticistas y se realiza con una pluma de microalimentación automatizada y ofrece una respuesta de cicatrización sin igual a través de microlesiones en la piel. Estas micro lesiones en la piel estimulan y aprovechan la capacidad innata natural del cuerpo para reparar la piel.

Las imágenes de antes y después de Dermapen son típicas de una serie de sesiones en las que los pacientes experimentaron de 4 a 6 sesiones durante un período de tres a seis meses. Cada tratamiento con Dermapen se realiza con una diferencia de varias semanas por recomendación del profesional. La pluma de micro agujas Dermapen ofrece una solución para todo tipo de piel.

La diferencia entre perder peso y perder grasa

Puede ser confuso escuchar que reducir la grasa no es lo mismo que perder peso. Esto tiene que ver con las celulas de grasa. Es decir, podemos reducir el volumen de grasa, ganar músculo e incluso ganar peso con el ejercicio. Aparentemente estaremos más delgados, pero pesaremos más. O todo lo contrario podremos perder peso, sobre todo por la pérdida de músculo, no tanto de grasa por una dieta demasiado estricta y baja en proteínas. Pudiendo originar problemas de salud. Así que cuidado! lo más importante no es el peso. Es sólo otro indicador, además de la masa muscular o el contorno de nuestro cuerpo.

El cuerpo de una persona creará células de grasa en sólo dos etapas en nuestra vida. La primera etapa ocurre durante el desarrollo del útero. La segunda etapa cuando uno atraviesa la pubertad.

Por lo tanto, la cantidad de células de grasa en nuestros cuerpos generalmente se convierte en un número fijo en algún momento de nuestra adolescencia. Perder o ganar peso generalmente no aumenta ni disminuye el número de células grasas. En cambio, cambia el tamaño de las células grasas.

Células de grasa después de la pérdida de peso

Después de la dieta y la pérdida de peso, las células de grasa se hacen más pequeñas pero la cantidad de células de grasa sigue siendo la misma.Cuando se gana peso, las células de grasa se hacen más grandes.

perdida de grasa

Los beneficios del masaje

Además de la relajación, el beneficio de un masaje es mejorar la circulación sanguínea. Un masaje no cambia la forma en que su cuerpo metaboliza los alimentos, por lo que no está comprobado ningún aumento en las calorías quemadas.

¿Los masajes pueden hacer perder peso?

Los masajes trabajan sobre la piel, los músculos y otros tejidos corporales, lo que produce diferentes beneficios, como liberar el estrés, relajar el tejido lesionado, aumentar la flexibilidad e incluso estimular las endorfinas. Reducir la grasa, sin embargo, es otra historia. Es necesario que además de los masajes, apliquemos otras técnicas, también médicas y la utilización de cosméticos que garanticen la eficacia del tratamiento.

Existen diferentes masajes que nos ayudan a mejorar la apariencia y favorecer la pérdida de peso. Aunque para tener un perdida de peso real, es necesario, como comentaremos más adelante, un deficit calórico, tratamientos de estética y medicina avanzada así como cosméticos que aceleren los resultados.

El dilema del déficit calórico

Para perder peso hay que conseguir un déficit calórico. Se necesita un déficit de 3.500 calorías para perder 1 kilo. Las opciones son sencillas de entender. Reducir el consumo de calorías o aumentar tu nivel de actividad física. Si quemas suficientes calorías para alcanzar un déficit de 500 calorías por día, puedes esperar perder 1 kilo cada semana. Un déficit diario de 750 calorías proporciona una pérdida de peso de medio kilo por semana.

Los masajes para perder celulitis

Si buscas reducitr la celulitis de tu cuerpo, un masaje te ayuda a reducir su apariencia. Los masajes combinados con otros tratamientos mejoran la circulación sanguínea y estimulan el movimiento de fluidos dentro del área tratada. Esto reduce la apariencia de la piel asociada a la celulitis como los hoyuelos.

exfoliación corporal


Comments are closed.