Tratamientos estimuladores de colágeno contra el envejecimiento

    Tratamientos estimuladores de colágeno contra el envejecimiento

    Si, tras el verano, notas que tu piel ha perdido elasticidad, ahora es el momento estimular la producción de colágeno para que vuelva a lucir joven.

    Toma nota de los tratamientos estimuladores de colágeno que te proponemos en este post para combatir el envejecimiento.

    El colágeno y el envejecimiento de la piel

    Los agentes externos del verano (sol, cloro, sal…) aceleran los efectos del paso del tiempo en nuestra piel. Por si fuera poco, a esto se añade la disminución natural del colágeno en nuestro cuerpo. 

    El colágeno es una proteína, cuya función es dar soporte y construir bloques de células, tejidos y órganos. Junto con la queratina y la elastina, otorgan fuerza, elasticidad y estructura a la piel.

    Un tercio de las proteínas de nuestro cuerpo están hechas de colágeno, por ejemplo, las que se encuentran en los huesos, músculos y tejidos orgánicos.

    El cuerpo produce de forma natural lo que necesita, pero su producción disminuye gradualmente a medida que pasan los años, y en mayor proporción en las mujeres. A cualquier edad, el contenido de colágeno en la piel siempre es menor en una mujer que en un hombre. Además, se estima que va decreciendo un 1,5% al año a lo largo de toda la vida, por lo que una mujer de 50 años tendrá solo la mitad del colágeno de su piel.

    Esta disminución produce una reducción del espesor de la dermis y una piel más frágil. En el rostro es donde más se evidencia este cambio, ya que aparecen arrugas y flacidez en pómulos, contorno facial y cuello, lo cual comienza a ser visible a partir de los 35 años.

    Tratamientos estimuladores de colágeno

    En la actualidad, es posible estimular la producción de colágeno por la propia piel con algunos tratamientos.

    Para lograr este efecto se inyectan sustancias (hidroxiapatita cálcica o policaprolactona) que producen una activación de los fibroblastos locales y estos, a su vez, producen una generación de nuevo colágeno. Estos tratamientos originan un efecto lifting que permite tensar y redensificar la piel, mejorando asimismo su calidad.

    Hidroxiapatita cálcica

    Este producto es un relleno que está considerado como un estimulador del colágeno propio de la piel. Está compuesto por unas micropartículas de hidroxiapatita de calcio (CaHA), suspendidas en un gel acuoso.

    Es una sustancia biocompatible, idéntica en composición a la parte mineral de los huesos y los dientes de nuestro cuerpo. Además, es biodegradable, por lo que se adapta a las necesidades cambiantes de, por ejemplo, el rostro.

    Cuando se inyecta bajo la piel, ésta se rellena y se inicia un proceso llamado neocolagénesis o producción de colágeno nuevo, el cual promueve un aumento del volumen de la zona tratada.

    Su infiltración suaviza y corrige de forma inmediata, logrando un aspecto natural. Con el tiempo, el organismo absorbe gradualmente el producto, pero las diminutas y finas micropartículas permanecen.

    El relleno de hidroxiapatita de calcio se puede aplicar en:

    • Ojeras
    • Nariz
    • Pómulos y mejillas
    • Surcos nasogenianos
    • Líneas de marioneta 
    • Mentón
    • Línea de la mandíbula
    • Brazos
    • Muslos

    Policaprolactona

    Por su parte, la policaprolactona es un tipo de relleno inyectable, no permanente, recomendado también para la corrección de las arrugas y de la flacidez del rostro, cuello y escote.

    Permite una inmediata remodelación de los rasgos faciales, las arrugas se desdibujan y la piel se muestra más firme. Además, al igual que la hidroxiapatita, desencadena una estimulación del propio colágeno del cuerpo durante los meses posteriores a su colocación.

    El tratamiento de relleno dérmico con policaprolactona permite obtener unos resultados muy naturales y duraderos.

    Su durabilidad es mayor que en el caso de otros rellenos dérmicos y su efecto se prolonga hasta los tres años generalmente, pudiendo alcanzar los cuatro dependiendo del producto y de la calidad de la piel del paciente.

    Otros aspectos a tener en cuenta sobre el colágeno

    Los tratamientos estimuladores de colágeno comparten algunas similitudes que son importantes conocer:

    • Todos los estimuladores de colágeno se recomiendan a personas que comienzan a sentir una pérdida de densidad en el rostro.
    • Producen un tersado superficial, no una elevación de la cara.
    • Cuando la zona tratada comienza a producir colágeno, se necesita que pase un tiempo para que el efecto se pueda apreciar visualmente. Por tanto, los resultados suelen notarse a partir de un mes y medio o dos meses.
    • Algunos hábitos saludables, como una buena alimentación e hidratación, protección solar frente a los rayos del sol y evitar el tabaco, ayudan a prolongar la duración de estos tratamientos.
    • El efecto se consigue tras varias inyecciones, manteniéndose entre uno y cuatro años. Pasado este periodo, la piel vuelve a su estado habitual sin producirse efectos negativos ni un incremento de la flacidez en la zona.

    Si deseas probar los tratamientos estimuladores de colágeno, ven al Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid. Nuestro equipo de profesionales en medicina estética te asesorará sin compromiso. Contacta con nosotros.