Nutrientes que rejuvenecen la piel

Una alimentación adecuada es fundamental para cuidar tu piel. De hecho, es tan importante como someterse a tratamientos médico-estéticos o aplicarse cremas para prevenir el envejecimiento y los signos de la edad.

👉 Descubre qué nutrientes debes incluir en tu dieta para mantener una piel joven y radiante.

Factores que afectan a la piel

Con el paso del tiempo nuestra piel pierde la capacidad de retener agua y las glándulas sebáceas segregan menos sebo, por eso tiende resecarse.

Asimismo, aparecen arrugas debido a la disminución de la producción de colágeno y elastina. Las heridas también tardan más en curarse, ya que la piel no se regenera tan rápido, los vasos sanguíneos se vuelven más frágiles y la circulación se ralentiza.

Sin embargo, la edad no es el único factor que interviene en el envejecimiento cutáneo. Otros factores pueden lesionar las células y deteriorar el tejido cutáneo, como, por ejemplo:

  • Llevar una vida sedentaria.
  • La contaminación.
  • la exposición excesiva al sol.
  • El estrés.
  • El tabaco y el alcohol.
  • Seguir una mala alimentación.

Cuida tu piel con una buena alimentación

Si piensas que estás descuidando tu alimentación, toma nota de los siguientes nutrientes que te proponemos a continuación para estimular la regeneración celular de tu piel.

Depuración del cuerpo

Si se acumulan muchas toxinas en la sangre, la capacidad excretora de la piel puede verse afectada, lo cual provocaría la aparición de puntos negros, impurezas y un tono de piel apagado.

Por tanto, para favorecer los procesos depurativos de tu cuerpo debes evitar el exceso de calorías, azúcares y grasas saturadas, además de beber mucha agua y tomar fibra diariamente para no sufrir estreñimiento.

Hidratación de la piel

Cuando a la piel le falta hidratación se reseca y se vuelve tirante, por ello debes tomar al día, al menos, 2 litros de agua (equivalente a 8 vasos).

Mientras que la cafeína y el alcohol deshidratan, el agua mantiene la piel hidratada, reduce las líneas de expresión y las arrugas, y ayuda al organismo a liberarse de las toxinas, como ya hemos comentado.

Si te cuesta beber agua, toma zumos naturales, infusiones, sopas… para facilitar la ingesta de líquidos.

Además, otro de los nutrientes que debes incorporar a tu alimentación es el aguacate al menos una vez por semana.

Esta fruta es rica en ácidos grasos esenciales, antioxidantes que combaten los daños oxidativos y ayudan a mantener una piel saludable, y vitaminas A, C y B3, que alivian la irritación y el enrojecimiento de la piel.

Antiedad

Una dieta rica en antioxidantes protege del envejecimiento prematuro de la piel. El brócoli, por ejemplo, es uno de los mejores antioxidantes que existen. Es rico en vitamina C y contiene isotiocianatos y compuestos azufrados con propiedades anticancerígenas. Es recomendable consumir esta verdura dos veces por semana.

Otros antioxidantes que puedes incluir en tu dieta son el aceite de oliva virgen, las legumbres y los frutos secos, ya que son potentes antioxidantes.

El tomate tambiéncontiene un poderoso antioxidante llamado licopeno, que además protege la piel del daño producido por los rayos solares, y refuerza el sistema inmunitario.

Regeneración celular

La vitamina A y el betacaroteno intervienen en el proceso de renovación celular y si hay carencia, el cutis se vuelve seco y áspero. Para evitarlo toma a diario frutas y verduras, tales como zanahorias, espinacas, calabaza, mango, melocotón…

La vitamina B también es importante para que la piel se regenere. Las mejores fuentes son la carne, los vegetales de hoja verde, los huevos, las legumbres, los cereales integrales, los lácteos y los frutos secos.

Por otra parte, los ácidos grasos Omega 3 forman parte de la estructura de las membranas celulares, por lo que también son esenciales para que las células se regeneren correctamente. El pescado azul es uno de los alimentos más ricos en Omega 3. Inclúyelo en tu dieta dos veces por semana para prevenir el daño oxidativo y los problemas cardiovasculares.

Las nueces también son ricas en Omega 3, por eso es recomendable comer un puñado al día (15 gramos).

Firmeza

El exceso de azúcares daña al colágeno y provoca que la piel se vuelva flácida. Así que, si quieres que tu piel no pierda la elasticidad, evita los azúcares simples y las harinas refinadas, como la bollería industrial, los refrescos, los caramelos, las galletas, etc.

Elasticidad de la piel

Las proteínas son el principal componente de la elastina y el colágeno. Si faltan, se acelera la aparición de arrugas.

Las carnes magras, pescados y huevos son ricos en proteínas. También los frutos secos, los cereales y las legumbres.

¿Aún no has visitado Dr. Bline?

Disponemos de los mejores tratamientos facialescorporales y antiedad personalizados. 

Solicita una cita para que nuestro equipo de profesionales en medicina estética te asesore acerca del tratamiento que mejor se ajuste a tus necesidades.

Comments are closed.