Saltar al contenido

Los mejores tratamientos para combatir la flacidez corporal

    Los mejores tratamientos para combatir la flacidez corporal

    La flacidez corporal es uno de los problemas estéticos que más preocupan y que más se evidencia en verano, pero existen numerosos tratamientos médico-estéticos para volver a lucir un cuerpo bien definido, sin recurrir a la cirugía. Descúbrelos en este post.

    La flacidez corporal y sus causas

    La flacidez corporal se produce como consecuencia de la pérdida de firmeza y elasticidad de la dermis, la capa profunda de la piel. Al presionarla se forman pequeñas arrugas. Además, puede darse una falta de masa y de tono muscular, lo cual produce que la flacidez sea más evidente.

    Este descolgamiento afecta a los brazos, pecho, abdomen, cara interna de los muslos, piernas o glúteos, lo cual puede llegar a limitar la elección de ropa en verano.

    Llevar una vida sedentaria, perder peso de forma brusca o una mala alimentación (son algunas de las causas que provocan la flacidez. Pero, también intervienen otros factores:

    • Con la edad, el cuerpo produce menos elastina y colágeno. La flacidez corporal es un proceso que empieza en torno a los 40 años
    • El fotoenvejecimiento, provocado por el sol, acelera la oxidación celular destruyendo las fibras de colágeno y elastina.
    • La predisposición genética.
    • El tabaco.
    • El consumo de ciertos fármacos.
    • Ciertos problemas hormonales. 
    • Cambios asociados con la menopausia.

    Tratamientos corporales para reducir la flacidez

    En muchos casos, para tener un cuerpo definido no basta con llevar una vida saludable y practicar deporte. Dependiendo de la complexión y genética de cada persona se depositará grasa localizada en mayor o menor medida, lo cual dará lugar a la aparición de celulitis.

    Por esto, suele ser necesario la aplicación de tratamientos corporales para reducir la flacidez y celulitis en cualquier zona del cuerpo.

    En Dr. Bline te ofrecemos los tratamientos no invasivos más efectivos, cuyo objetivo es reafirmar tejidos o eliminar acúmulos de grasa no deseada.

    LPG

    La endermología, también conocida como LPG (lipomasaje) es una alternativa a la liposucción. Se trata de un tratamiento no quirúrgico que promueve el drenaje linfático y reactiva la circulación.

    Es un procedimiento que se realiza con un aparato que cuenta con un cabezal que, a través de la acción de dos rodillos mecanizados, masajea la zona afectada y rompe las células grasas, liberando las grasas resistentes, alisando la celulitis y reafirmando la piel.  De esta forma, se consigue que los surcos desaparezcan y que el tono de piel también mejore.

    Se puede usar para tratar todo el cuerpo o solo en zonas localizadas como brazos, espalda, abdomen, glúteos, caderas, muslos o tobillos.

    Su aplicación no causa dolor y se utiliza una malla corporal para que el cabezal del aparato se deslice con mayor facilidad sobre el cuerpo, y a su vez garantice una mayor privacidad e higiene.

    Radiofrecuencia fractal

    Es una técnica de rejuvenecimiento corporal que utiliza la tecnología más avanzada, segura y efectiva para activar la producción del colágeno.

    No daña la piel, no tiene efectos secundarios ni es necesario un tiempo para recuperarse, como sí que ocurre con las operaciones de cirugía estética.

    Es un tratamiento muy recomendable para reducir la flacidez cutánea, estrías, arrugas, marcas de acné y manchas de la piel.

    Cavitación

    Otro de los tratamientos más efectivos para combatir la flacidez corporal es la cavitación. 

    Gracias a sus ondas ultrasónicas de baja frecuencia se disuelve la grasa​ contenida en las células adiposas, que después será eliminada a través de la orina y del sistema linfático.

    Presoterapia

    Consiste en utilizar la presión del aire para favorecer el drenaje linfático, y así estimular la circulación sanguínea y facilitar la eliminación de toxinas

    Por tanto, aporta oxígeno a los tejidos y favorece a la reducción de retención de líquidos.

    Se aplica por contacto y se pueden seleccionar diferentes programas e intensidades, en función de las necesidades de cada persona.

    Está especialmente aconsejado para personas con retención de líquidos, problemas de hinchazón o piernas cansadas.

    HIFU

    Las ondas HIFU son ultrasonidos localizados de alta frecuencia capaces de llegar hasta la capa más profunda de la piel, logrando una gran efectividad en la eliminación de la flacidez en zonas como rostro, cuello, brazos, cara interna de muslos o abdomen.

    Los resultados obtenidos son espectaculares y perduran durante un largo período de tiempo, por lo que el HIFU es una buena opción, si deseas reducir la grasa corporal, sin tener pasar por un lifting quirúrgico.

    Si deseas más información sobre los tratamientos para combatir la flacidez corporal, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nos encargaremos de valorar tu caso y de ayudarte a elegir el tratamiento más adecuado a tus necesidades corporales.

    En el Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid contamos con la aparatología más moderna para que todos nuestros servicios se realicen de la forma más eficaz posible.

    WhatsApp WhatsApp