Evolución de la Medicina Estética

Cada vez más personas deciden mejorar su imagen gracias a alguna de las novedosas técnicas de la Medicina Estética con el objetivo de mejorar su bienestar y su salud en general.

Repasamos en el post de esta semana la evolución de esta especialidad médica hasta la actualidad.

Primeros inicios de la Medicina Estética

La Medicina Estética está en constante evolución gracias al descubrimiento de nuevas técnicas, aparatos y materiales que incrementan la calidad y la seguridad de los pacientes.

Sus orígenes los encontramos en Francia en el año 1978 como una nueva especialidad médica. A partir de entonces se expandió por países cercanos como Bélgica, España e Italia.

La Medicina Estética incluye una gran cantidad de técnicas y procedimientos estéticos, tales como dermatología, endocrinología, cirugía plástica, flebología, nutrición, anestesiología, medicina deportiva, entre otras.

La Medicina Estética y su auge

Las principales metas de la Medicina Estética son la restauración, el mantenimiento y la promoción de la estética, la belleza y la salud para lo cual se utilizan procedimientos eficaces, lo menos invasivos posibles, como la anestesia tópica o local y el régimen ambulatorio, a diferencia de la cirugía plástica.

El objetivo que persiguen estas técnicas es ejercer una medicina preventiva, ya que un aspecto estético adecuado produce un aumento de la confianza y autoestima, lo cual contribuye también a una salud psicológica más fortalecida y a una mejor calidad de vida.

Estas expectativas han llevado a que en los últimos años se haya producido un notable crecimiento de la demanda de los servicios médico-estéticos en España, pues según afirma la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), más de un 30% de la población se ha realizado alguno o varios tratamientos médico-estéticos y se espera que, de aquí a cinco años, se alcance el 50%.

Tratamientos estéticos más demandados

Entre las principales preocupaciones de los pacientes que demandan tratamientos médico-estéticos encontramos:

  • Mejorar la calidad de la piel.
  • Perder peso de forma saludable.
  • Corregir surcos y arrugas.
  • Eliminar las secuelas del acné.
  • Combatir la celulitis, las varices y las estrías.
  • Reconstruir la armonía del rostro.
  • Corregir la alopecia o el exceso de vello corporal o facial.
  • Recuperar el volumen y la firmeza corporal.

La evolución de la medicina estética ha impulsado la naturalidad gracias a técnicas que ofrecen resultados satisfactorios, duraderos, visibles de manera inmediata y muy naturales.

En la actualidad, existen numerosas opciones de centros especializados en Medicina Estética en Madrid. El Centro Médico Estético Dr. Bline es uno de ellos. Disponemos de tratamientos facialescorporales y antiedad personalizados. Solicita una cita para analizar tus necesidades. ¡Te esperamos!

Comments are closed.