Consejos para evitar los labios agrietados

Los labios están permanentemente expuestos al viento, al frío…, lo que provoca que se sequen o agrieten. Aunque no supone un problema de salud, los labios agrietados sí que resultan muy molestos, incómodos e incluso dolorosos y antiestéticos.

¡Di adiós a los labios cortados y luce unos labios suaves y bonitos, tomando nota de los consejos que te ofrecemos en este post! 💋

Causas de los labios secos

Los labios son particularmente delicados, ya que la piel es muy fina y carece de una gruesa capa que la proteja. Asimismo, esta zona de nuestra piel no tiene glándulas sebáceas ni sudoríparas y, por tanto, no produce suficiente hidratación para protegerla. Además, existen otros factores que también provocan sequedad labial:

  • Los cambios bruscos de temperatura favorecen la deshidratación de los labios.
  • Una alimentación con carencia de vitamina B produce que también se deshidraten los labios. Esta vitamina es necesaria para la formación de la piel de los labios y, por tanto, una deficiencia de ella puede crear severas irritaciones en los labios.
  • El tabaco produce sequedad e irritación al entrar en contacto el cigarrillo con la piel del labio.
  • El frío y el calor intenso afecta a la piel de los labios que está más desprotegida.
  • Algunos productos cosméticos o de higiene personal, que no son adecuados para los labios, pueden provocar irritaciones. Por ejemplo, el laurilsulfato sódico, un ingrediente muy común en las pastas dentífricas, puede hacer que tus labios agrietados empeoren.
  • Los rayos UVA en invierno son tan dañinos como en verano. Su potente radiación daña el ADN de las células cutáneas. Eso unido a las bajas temperaturas hace que los labios se agrieten y se vuelven tirantes o sangren.
  • Una reacción alérgica.
  • El viento y la falta de humedad ambiental.

Consejos para cuidar tus labios

Para evitar que tus labios se resequen debes mantener unas rutinas de hidratación diarias y beber al menos un litro y medio de agua al día. Además de seguir los siguientes consejos:

  • Evita los ambientes secos y el uso de aire acondicionado o calefacción excesiva. Si no puedes, utiliza un humidificador en los sitios donde más tiempo pases (en casa o en la oficina).
  • Usa productos cosméticos formulados específicamente para los labios.
  • Trata de evitar la excesiva exposición al sol y, cuando lo hagas, usa un labial con protección solar con un factor 15, como mínimo.
  • Aplica un bálsamo o una crema labial dos o tres veces al día, que les aporte el agua y los lípidos que necesitan y, al mismo tiempo, los proteja de las agresiones externas como el sol, el clima o el polvo, creando una barrera sobre ellos. Déjalo actuar durante unos minutos.
  • Este tratamiento labial puede contener aceites naturales de oliva, rosa mosqueta, almendras, jojoba, coco o manteca de Karité. También puedes utilizar miel y vaselina.
  • No humedezcas nunca los labios con tu lengua, ya que al humedecerlos con tu propia saliva, no ayuda a hidratarlos y se consigue el efecto contrario, produciendo más deshidratación y una posible irritación del labio debido a que la saliva contiene enzimas diseñadas para descomponer grasas y proteínas, incluidas las que contienen los labios.
  • Tampoco debes morderte los labios, tocarlos con los dedos o tirar de pieles sueltas. En caso de que te sangren, aplícate aloe vera puro, un cicatrizante natural con gran poder curativo.
  • Exfolia tus labios una o dos veces por semana para eliminar las pequeñas pieles levantadas y conseguirás tenerlos más suaves. Se recomienda exfoliarlos suavemente en la ducha con un paño o una toalla. También puedes hacerlo con una barra exfoliante o con una pasta hecha a base de azúcar de caña y aceite de oliva. Aplícala con cuidado y con movimientos circulares sobre los labios con la ayuda de una gasa de algodón o un cepillo suave.

Si sigues estos consejos pronto notarás cómo la hidratación de tus labios mejora mucho.

Relleno de labios con ácido hialurónico

Este tratamiento médico estético se utiliza no solo para recuperar el volumen de los labios, sino también para hidratarlos y conseguir una piel más firme.

Se realiza mediante pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico, una vez que los labios están perfilados, se realiza un masaje sobre la zona para que el producto se distribuya de forma homogénea

Este procedimiento es rápido y sencillo, recomendable para lograr resultados naturales y personalizados, según las necesidades de cada paciente.

El ácido hialurónico es un material reabsorbible que no produce alergias. Además, cuenta con otros beneficios como:

  • Tratamiento preventivo contra el envejecimiento, ya que hidrata la piel y recupera su elasticidad.
  • Se reactivan las células del tejido conjuntivo, produciendo más colágeno.

En el Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid disponemos de tratamientos facialescorporales y antiedad personalizados. ¡Solicita una cita y analizaremos tu caso! Te esperamos 😉

Comments are closed.