Cómo usar un cepillo facial para limpiar el rostro

    Cómo usar un cepillo facial para limpiar el rostro

    Para lucir una piel sana y radiante hay que limpiarla, tonificarla y nutrirla, como ya bien sabes. La limpieza facial y el desmaquillado es un paso fundamental en la rutina diaria, ya que existen muchos factores, como el uso de la mascarilla, la contaminación, etc., que hacen que se acumulen células muertas e impurezas que acaban obstruyendo los poros.

    Por tanto, si quieres mejorar la limpieza de tu rostro puedes incorporar un cepillo limpiador facial que, además, favorecerá la microcirculación y te aportará luminosidad. Te contamos más sobre este dispositivo y cómo utilizarlo de forma correcta, a continuación.

    ¿Qué es un cepillo limpiador facial?

    Muchas mujeres ya han incorporado a su rutina de belleza un cepillo limpiador facial, pero para otras aún sigue siendo algo desconocido.

    El cepillo de limpieza para el rostro es un dispositivo que puede ser eléctrico o manual. Su función es penetrar en las capas más superficiales de la dermis con movimientos circulares, eliminando así la suciedad en profundidad gracias a una delicada exfoliación. Esto ayuda a:

    • Reactivar la circulación sanguínea, lo cual produce una mejora de la renovación natural de las células de la piel.
    • Realizar una limpieza profunda para evitar granos e impurezas.
    • Renovar, reafirmar y reducir los poros del tejido.
    • Mejorar el aspecto y firmeza de la piel.

    Existen diferentes modelos con cabezales capaces de adaptarse a todo tipo de limpieza, ya que cada piel tiene sus propias necesidades, ninguna es igual. Incluso con el tiempo cambian sus características.

    Muchos de estos cepillos se pueden usar bajo el agua, así que se pueden utilizar mientras te duchas, lo que aporta comodidad y te ahorra tiempo.

    Aunque todas las pieles pueden beneficiarse de los cepillos faciales, aquellas que sean sensibles o con problemas de rosácea y/o acné deben tener especial cuidado porque este aparato puede agravar su estado, por lo que siempre se recomienda consultar primero a un experto.

    Cómo se debe usar el cepillo de limpieza facial

    Los pasos para usar correctamente el cepillo limpiador por el rostro son los siguientes:  

    1. Empapa la cara con agua templada. Que no esté demasiado caliente es importante porque si no se produce una vasodilatación y la piel se puede enrojecer.
    2. A continuación, humedece el cepillo y aplícale un jabón limpiador facial.
    3. Después, realiza movimientos circulares suavemente, sin ejercer presión. Comienza por las mejillas, sigue por la nariz y barbilla y, termina por la frente. Evita las zonas delicadas como el contorno de ojos para que la piel no se vuelva flácida.
    4. Por último, enjuaga tu piel para que quede limpia en profundidad y limpia el cepillo con el objetivo de eliminar los restos de jabón y bacterias, y alargar su vida útil.

    Consejos para una limpieza completa con cepillo facial

    Te ofrecemos más consejos para que tu limpieza facial con el cepillo sea óptima:

    • Es muy recomendable estar desmaquillada antes de aplicar el limpiador habitual sobre el rostro húmedo y encender el cepillo, para no dañarlo y que los restos de otros productos no se adentren más aún en la piel.
    • Siempre debes emplear el cepillo sobre la piel en húmedo, nunca en seco. Es buena idea utilizar productos de limpieza que produzcan espuma para sacarle un mayor partido al limpiador facial.  
    • El tiempo de uso recomendado es de un minuto.
    • Por otra parte, puedes realizar esta limpieza de forma diaria. No obstante, si usas por primera vez el cepillo limpiador facial en tu rutina debe ser de forma paulatina para que el cutis vaya acostumbrándose poco a poco a su forma de trabajar.
    • Cuando acabes la limpieza, recuerda hidratar tu rostro y aplicar protector solar, si te vas a exponer al sol.
    •  Evita compartir tu cepillo de limpieza facial con otras personas. 

    Es conveniente comentar que el cepillo facial ofrece unos buenos resultados cuando se complementa con sérums y cremas hidratantes, así como con tratamientos faciales, como peelings médicos, oxigenación facial, radiofrecuencia, entre otros.

    En el Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid contamos con la aparatología más moderna para que todos nuestros tratamientos se realicen de la forma más eficaz posible. Contacta con nosotros sin ningún compromiso.