Causas de la sequedad vaginal

La sequedad vaginal puede aparecer en cualquier etapa de la vida de una mujer, interfiriendo en su bienestar más íntimo. En este post te desvelamos cuáles son sus causas y cómo se puede aliviar. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es la sequedad vaginal?

¿Alguna vez has notado molestias en tu zona íntima? Si es así es probable que hayas sufrido sequedad vaginal. Este problema es como se conoce a la disminución o ausencia de lubricación y humedad en la zona genital femenina. Aunque suele ser una afección benigna puede provocar dolores durante el coito e incluso sangrados leves después de la relación sexual, además de picores, irritación, sensación de tirantez o ardor al orinar, entre otros síntomas.  Pero, ¿por qué se produce?

En condiciones normales, la pared de la vagina produce mucosa, un lubricante natural que ayuda a mantener la zona hidratada. Al mismo tiempo, la flora contribuye a una buena salud vaginal. Sin embargo, cuando este equilibrio entre ambas se rompe, se origina la sequedad vaginal.

Esta patología es bastante común durante la menopausia, aunque puede ocurrir a cualquier edad, ya que está muy ligada a los desequilibrios hormonales, algo que puede producirse durante toda la vida fértil de una mujer debido a diversos factores que veremos a continuación.

Causas de la sequedad vaginal

Existen algunos motivos que pueden causar sequedad vaginal, como, por ejemplo:

  • Una infección vaginal, como la candidiasis.
  • Tomar anticonceptivos hormonales pueden provocar un descenso hormonal que termina manifestándose en falta de lubricación.
  • La medicación hormonal, como la indicada para tratar el cáncer de mama, la endometriosis, los miomas uterinos o la infertilidad.
  • También medicamentos como los antidepresivos o los antihistamínicos reducen el deseo sexual y son la causa de que exista sequedad a la hora de mantener relaciones.
  • El estrés.
  • La caída de estrógenos, como, por ejemplo, durante la menopausia, etapa en la que un 40% de las mujeres padecen esta patología.
  • El uso de jabones agresivos, perfumes o lociones para la higiene íntima pueden provocar sequedad al eliminar las secreciones vaginales normales.
  • Vestir ropa demasiado ajustada que no transpira.
  • La utilización de compresas y tampones perfumados.
  • El embarazo y la lactancia.
  • La depilación láser.
  • El consumo de alcohol y tabaco también pueden afectar negativamente a la lubricación vaginal.

Cómo aliviar la sequedad vaginal

Para evitar o aliviar los síntomas de la sequedad vaginal es recomendable:

  • Abandonar el hábito de fumar y beber.
  • Comer de manera saludable e incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina B, vitamina A, betacarotenos y fitoestrógenos.
  • Beber abundante agua.
  • Evitar productos químicos para la higiene íntima.
  • Utilizar lubricantes naturales de base acuosa para ayudar a la hidratación durante las relaciones sexuales.

Por otra parte, en algunos casos se aconseja recurrir a un tratamiento con ácido hialurónico específico para revitalizar la mucosa de la vagina. De esta forma aumentará la lubricación natural en la zona, desaparecerá la sequedad, el picor y el dolor y, además, se incrementará la prevención frente a otras infecciones. También existen otros tratamientos para la sequedad vaginal como el láser de Co2 o el peeling vaginal.

Por último, hay que comentar que si la sequedad vaginal se produce de forma puntual no es necesario que le des mayor importancia, ya que lo normal que se trate de una afección natural pasajera. En caso de que la sequedad vaya acompañada de otros síntomas, tales como sangrado, excesiva irritación o que se alargue en el tiempo, deberás acudir al médico para que encuentre la solución más adecuada a tu problema.

En el Centro Médico Estético Dr. Bline en Madrid contamos con la aparatología más moderna para que todos nuestros servicios se realicen de la forma más eficaz posible. ¡Pide tu cita ahora!

Comments are closed.